ÚLTIMA FOTO ELECTORAL

03.05.2018 11:18

 

Elecciones en Colombia:

Duque y Petro a balotaje: hagan sus apuestas

--

Prefacio.- La credibilidad del candidato va a jugar un punto muy alto en segunda vuelta. No bastará con que enuncie el problema sino que diga cómo resolverlo, y que le crean: “Por sus hechos los conoceréis”, pudiéramos decir con San Mateo…

--

RED-GES

Octavio Quintero – Director

--

Siendo como parece en todas las más reconocidas encuestas presidenciales que los candidatos Iván Duque y Gustavo Petro, en su orden, pasarán a segunda vuelta en las elecciones de este próximo 27 de mayo, resulta ahora oportuno concentrar la atención y el análisis en los escenarios que, a la hora de ahora, muestra la foto sobre las posibilidades de cada uno de los finalistas.

Por razones objetivas  nos basaremos en los pronósticos del CELAG (Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica), pues, debiera esperarse mayor independencia de esta organización internacional, que de las encuestadoras nacionales cuyos estudios se hacen a petición de importantes medios de comunicación comprometidos, como todos sabemos, con organizaciones empresariales que dominan el statu quo político y económico del país.

Lo primero que puede observarse en la foto del CELAG, de cara a la segunda vuelta, es que no es tan cierto eso de que el único candidato que puede derrotar en esta instancia al candidato del Centro Democrático, es Sergio Fajardo, como lo pregonan en todas partes su par de escuderos, el senador Robledo y su fórmula vicepresidencial, Claudia López.

Miremos la foto del CELAG:

1.- El enfrentamiento entre Duque/Petro, arrojaría un resultado a favor del primero del 52,2% contra 47,8%: diferencia, 4,4%.

2.- El enfrentamiento entre Duque/Fajardo, arrojaría un resultado a favor del primero del 52,5% contra el 47,5%: diferencia, 5,0%. Es decir, le sacaría más luz a Fajardo que a Petro.

3.- Y frente a Vargas Lleras, el otro candidato que tiene una lejana posibilidad de pasar a segunda vuelta, en gracia a la fuerte maquinaria electoral que se viene armando en su entorno, el resultado sería apabullante a favor de Duque: 72,3% contra 27,7%: ¡2,6 veces mayor!

Su forzada propaganda política de contener a Petro en 1ª vuelta, votando por Vargas Lleras, en la esperanza de que este sí, como en la  Perrilla de Marroquín, pueda cazar “al maldito jabalí”, con todo respeto, es una ilusión.

Tendencia a favor de Petro

Ahora bien, en todas las encuestas se reconoce que Duque, al parecer, tocó techo, porque su favorabilidad entre marzo-abril va bajando, al igual que el resto de candidatos, con excepción de Petro, que las mismas encuestas reconocen en subida.  

El CELAG, que nos sirve de base, como se advirtió, confirma la tendencia de menos a menos (-/-) de Duque y de menos a más (-/+) de Petro. De hecho, en su última encuesta, se muestra lo que los duchos en estos gajes llaman “empate técnico”: 34,0%, Duque, contra 31,1%, Petro.

Así que, en tales condiciones, la tendencia en los próximos días, va a ser definitiva: si Petro logra mantenerse en alza, es probable que en la foto final  de primera vuelta, empate técnicamente a su contendor.

La tendencia electoral es muy voluble, tanto más, en cuanto más se acerca el día señalado. Por eso, resulta importante este otro pronóstico del CELAG, que también es tendencia en las demás encuestas: la intención del voto con respecto a los problemas percibidos por la sociedad.

Siempre recordando que es en el ahora de ahora, los tres problemas que más motivarán el voto de los electores en segunda vuelta, son:

1.- Empleo, 54,3%

2.- Salud, 53,5%

3.- Corrupción, 53,4%

En orden descendente le siguen Educación, Economía, Seguridad Ciudadana, Vivienda, la Paz, Servicios Públicos y Transporte.

Vale la pena destacar, en punto aparte, el poco interés que en esta elección presidencial dispensan los electores a la implementación de los acuerdos de paz (10,8%), ocupando un 8º lugar en el top-ten de los problemas, apenas por encima de los Servicios Públicos y el Transporte.

La conclusión es obvia: en esta ocasión, la balanza no se va a inclinar por el tema de la paz. En  otras palabras: entre los amigos de la paz y los amigos de la guerra, que se vivió en la reelección de Santos en el 2014 o, entre el SÍ y el NO, que se registró en el Plebiscito por la Paz.

Ahondando más en la hipótesis electoral: a la gente le puede estar importando un pito el bochinche armado por los medios sobre el tema Santrich y Márquez, y más bien, esperando a ver qué proponen los candidatos sobre empleo, salud o anticorrupción, principalmente…

Y, una última observación, porque en estos temas políticos y electorales puede quedarse uno hablando de esto de acá o aquello de acullá, sin aterrizar: la credibilidad del candidato entre los electores va a jugar un punto muy alto a la hora de “meter el dedo”, es decir, no bastará con que enuncien el problema sino que diga cómo lo resolvería, y que la gente le crea: “Por sus hechos los conoceréis”, pudiéramos decir con San Mateo…

--

Enlace relacionado

ENCUESTA CELAG

(Entre el 14 y 28 de abril)

--