SEVICIA INFORMATIVA

25.03.2015 14:39

Al borde del linchamiento el hijo del alcalde de Cucunubá y su familia

--

Redacción El Satélite/Fuente, Alcira Nassar

--

 
Los medios de comunicación explotan mucho el dolor ajeno porque, por alguna razón que no viene al caso, la gente es muy adicta a este tipo de informaciones relacionadas con la crónica roja, que siempre ha gozado de buen espacio en los medios, mejor que otros, como el económico, político y hasta por encima de la crónica deportiva.
Esa misma tendencia hace que las novelas y documentales siempre tengan como ingrediente mayor mucha intriga y mucho llanto; entre más, mejor el rating…
La explotación de este morbo colombiano, hasta vaya y venga en la ficción, pero cuando se trata de la realidad, los medios están causando un gran daño a personas y familias que por desgracia resultan involucradas en dolorosos casos, entre estos, los accidentes de tránsito, cuando son protagonizados por personas con algún grado de notoriedad social.
Nuestra corresponsal en RESES (Red Social El Satélite), Alcira Nassar, nos reseña el caso del hijo del alcalde de Cucunubá, quien atropello a un motociclista que resultó muerto en el infortunio.
Alcira considera que la información difundida por RCN, “al darla como lo hizo, de manera amarillista y hasta tendenciosa”, ha puesto en alto riesgo la integridad física de Camilo Quintana (el joven del infortunio), y también al alcalde y su familia.
“Lo que está sucediendo es muy grave, pues, los noticieros de Sutatausa y pueblos circunvecinos a Cucunubá andan ensañados contra la familia Quintana, la que en estos momentos está sufriendo lo que nadie imagina”, dice la corresponsal.
Según Alcira, la familia Quintana es de principios morales, es de lo mejor que tiene este pueblo… “El alcalde, asegura Alcira, es el más correcto, solidario y emprendedor que hayamos tenido.
“Yo me pregunto si es que la labor periodística de los grandes medios llega apenas hasta la exacerbación peligrosa de los ánimos de una sociedad inculta y sedienta de sangre,  sin ninguna responsabilidad sobre lo que desatan posteriormente sus noticias; o si también incluye el de evitar catástrofes de ira y dolor”.
Alcira pide nuestra ayuda… “indicándonos cómo hacer para que no suceda lo peor”... En lógica, las cosas se deshacen como se hacen. Se requeriría un gran despliegue informativo, sobre todo del medio que encendió la noticia, en este caso RCN, llamando a la gente a la cordura y a confiar en que la justicia analizará el infortunio e impartirá su veredicto.
Pero esto, a la luz de las tendencias informativas de los medios de comunicación de ayer a hoy, sería como pedirle peras al olmo. No obstante, si de algo sirve hacia el futuro esta advertencia, ojalá que nada grave vaya a pasar con el hijo del alcalde de Cucunubá y su familia.