MAYO 2016

01.06.2016 00:55

DE BUENA FUENTE

(Octavio Quintero)

Una producción de El Satélite en forma de notas rápidas como información de primera mano para la construcción de opinión crítica

 

MAYO DE 2016

 Estamos comprometidos con el campo, les brindaremos mejores condiciones y lucharemos para que se les pague lo que es justo y que sus productos lleguen a más mercados.

Nota de la redacción: La razón número 10 (haga clic) para votar la reelección de Santos en el 2014, era su compromiso con el campo. Cerca de cumplir dos años de su segundo mandato, parece que esa promesa, como muchas otras, se quedó en el tintero. Los campesinos, y en general, todo el sector agropecuario anda rebotado nuevamente.

 
 

Fe de carbonero

Es tal la esperanza de paz de Colombia que sigue sosteniendo un gobierno que, aparte de eso, se raja en todo lo demás.
Según la última encuesta de Datexco (de mayo 30/16), el 57 por ciento de los colombianos votaría SÍ el plebiscito que, entre otras cosas, quedó como cierre de todo el proceso de paz con las Farc-EP que culmina en La Habana.
De resto, el presidente Santos exhibe en esa encuesta, que coincide punto más o punto menos con todas las demás, una imagen negativa del 74% y, puntualmente, en temas como salud, seguridad y lucha contra la pobreza la desaprobación excede en todos los casos el 70%.
 
 
 

El mundo al revés 

La mejor definición de lo que está ocurriendo políticamente en Brasil la han dado, simultáneamente, el New York Times, que dice que “Dilma Rousseff es quizás la única líder política que no ha robado para enriquecerse”; y, Noam Chomsky, quien, en entrevista con Amy Goodman, de Democray Now, expresa: “Ella está siendo acusada de manipulaciones en el presupuesto, un acto bastante común en muchos países, sacar de un bolsillo y ponerlo en otro. Quizás sea una mala acción, pero definitivamente, no justifica un juicio político. De hecho, estamos viendo a la única líder política que no ha robado para enriquecerse, siendo sometida a un juicio político por parte de una banda de ladrones, que si ha robado. Eso equivale a un golpe de Estado blando”. 
 
 

La falsa justificación

Reflexionando con el colega Manuel Prado, sobre el comentario de Alberto Casas Santamaría en torno a los golpes de Estado (blandos) que se han dado a lo largo de la historia política nacional, observamos que no se puede justificar a los gobernantes de hoy con lo que hicieron los gobernantes de ayer mediante el famoso “espejo retrovisor”. Seguir ese camino, dentro de los próximos cuatro años, y cuatro más y así, sucesivamente, estaremos defendiendo a otro gobernante inepto bajo la premisa de que, “como nadie ha hecho nada, ¿por qué responsabilizar a éste?”.
 

Para alquilar balcón

El periodista de investigación, Gonzalo Guillén, revela que está a punto de destaparse un carrusel de periodistas corruptos que “pronto nos permitirá ver en la cárcel y en los estrados penales a una gavilla de periodistas que actúa con mayor astucia y éxito que la mejor de las bandas de asaltantes de bancos”.
Anticipa Guillén que “los periodistas que están por caer, a lo largo de los años se organizaron de tal manera que, prevalidos del poder que les concede el ejercicio de su profesión, ubicaron a sus amigos, cónyuges y amantes en prominentes cargos judiciales para hurtar y traficar en el mercado negro con información privilegiada. Esto, por una parte. Por otra, están dedicados a actuar en masa con el objeto de satanizar o santificar a delincuentes y abogados corruptos, de manera que vician el criterio de los jueces y de la sociedad con informaciones podridas”.
 

Así es la vida…

Un ilustre amigo me recrimina, en cierta forma, la crítica jurídica que vengo haciendo a la propuesta forma de blindar el acuerdo de paz con las Farc-EP y, dice: “En Colombia hay los que se disponen a hacer, y los que se oponen a todo. Es como una enfermedad”.
Personalmente siento angustia por no haberme hecho entender que NO me opongo a la paz en el fondo, sino a la forma como pretende cerrarse el largo capítulo de la violencia en Colombia, “de un machetazo”, como para variar.
Por lo visto, ya no pudimos deslindarnos de ese INRI de “amigos de la guerra” con el que nos marcan cada vez que disentimos del proceso que se adelanta en La Habana; y peor aún, que ahora también quieran alinearnos en la extrema derecha del señor Uribe: "C'est la vie".

 

Al oído de Santos

El papa Francisco nos dice: “La inequidad, la injusta distribución de la riqueza y de los recursos, es fuente de conflictos y de violencia entre los pueblos porque supone que el progreso de unos se  construye sobre el necesario sacrificio de otros, y que para poder vivir dignamente hay que luchar contra los demás. El bienestar así logrado es injusto en su raíz y atenta contra la dignidad de la persona”.
Moraleja: Profundizar en la anunciada reforma tributaria, la inequidad y la injusta distribución de riqueza y recursos, es seguir haciéndole el juego a los factores subjetivos de la guerra, en términos de lo dicho por el Papa.
 
 

¿A cuentas?

Algo parece que le están cobrando algunos gobiernos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) porque la están dejando sin recursos económicos para poder operar en la debida forma… Y la debida forma en estos países latinoamericanos en donde la violación a los derechos humanos es menú de todos los días resulta ser un atafago voluminoso.
Patética la denuncia del secretario ejecutivo de la CIDH, Emilio Álvarez Icaza: “Si en el próximo mes no se soluciona la crisis económica por la que atraviesa, casi el 50 por ciento del organismo desaparecerá”.
 
 

En las mismas anda

Es como la financiación que necesita el municipio de Envigado, Antioquia, para realizar la consulta popular sobre su eventual anexión al área metropolitana del Valle de Aburra, que contiene a Medellín y sus vecinos.
Según el particular concepto del Ministerio de Hacienda, esos son recursos que deben salir de los recursos propios del municipio.
De aceptarse tal interpretación, podría darse el muy sui generis caso de que un alcalde tuviera que financiar la revocatoria de su propio mandato.
Es que hay unos genios juristas aupados en las distintas esferas del Estado que dan lástima y pavor al mismo tiempo por las consecuencias que acarrean con su ignorancia supina. Como esos que ahora mismo le tuercen el pescuezo a interpretaciones de normas nacionales e internacionales para declarar “acuerdo especial” las negociaciones de La Habana; o esos otros que en el gobierno de Uribe decidieron convertir a los pensionados en trabajadores (que ya no son) y patronos (que nunca fueron) para “clavarles” un aporte a salud del 12 por ciento: 8 por lo de patrones y 4 por lo de trabajadores.
 
 

Chamboneo edilicio

Todos los concejales deben saber algunas elementales normas inherentes a la administración pública local como, por ejemplo, que el alcalde de turno debe presentar en los primeros días de su administración su plan de desarrollo a consideración del Consejo Territorial, máxima instancia de la sociedad civil en lo local.
¿Por qué, si ello es tan elemental, la Comisión del Plan del concejo de Bogotá aprobó en primer debate el plan de desarrollo del alcalde Peñalosa sin revisar el aval que, para el caso, debió haber llevado del  Consejo Territorial?
Si hubiera procedido conforme a la norma, habría descubierto, de entrada, la viveza del alcalde Peñalosa de esconder ante la comunidad cuestiones tan sensibles a la sociedad como la venta de la ETB, los peajes urbanos,el pago por libre circulación, la venta de Salud Capital y el plan de inversiones.
Los concejales que aprobaron dicho plan en primer debate, incurrieron en una falta gravísima, y eso debiera tener consecuencias jurídicas.
Si los concejales de Bogotá, donde alumbran tanto los reflectores de los medios de comunicación,  proceden con tal desfachatez, ¿qué está ocurriendo por el estilo en los concejos municipales del resto del país?
 

 

Único en Colombia

Solo en Colombia –si alguien sabe de algún otro sitio se le agradecería informar—se permite desviar el lecho de un rio para que no le estorbe a una multinacional que explota carbón.
Se trata del arroyo San Antonio, en el Cesar. La multinacional es la Drummond y, para mayor sorpresa, no es la primera vez, es la cuarta, que el arroyo estorba la explotación carbonífera y lo mandan a la mierda.
Claro, cada vez se causa un gran sufrimiento, no solo al entorno del medio ambiente en que viven sus especies nativas de fauna y flora, sino a los seres humanos que se sirven de sus aguas para beber y cosechar sus alimentos.
Esto no pasa sino en Colombia… Y solo en Colombia no pasa nada porque tal cosa suceda.
 
 

El que tenga ojos que lea…

El exdirector de la DIAN, Juan Ricardo Ortega, que tuvo que renunciar al cargo y salir del país “a las volandas” por amenazas de muerte, reaparece en los medios de comunicación con una explosiva y reveladora entrevista en Semana.com.
Considera, por ejemplo, que en Colombia, el escándalo de los ya famosos ‘Papeles de Panamá’, no ha generado tanta polémica como en otros países “porque hay mucha gente influyente que tiene acceso al poder mediático”.
Ortega no es propiamente “un mamerto” de esos que viven acusando a los medios de comunicación de haber caído en manos del gobierno de turno, y de  potentados que los manipulan en provecho propio.
Grave, muy grave. Es a Confucio que se le atribuye un pensamiento que viene bien al caso: “Cuando las palabras pierden su significado, el pueblo pierde su libertad. Si el lenguaje es incorrecto, la gente no tendrá dónde poner sus manos ni sus pies”.

 

La vida sí tiene precio

Cómo será el poder global tan descomunal de la industria farmacéutica que en lo único que coinciden los tres precandidatos a la presidencia de Estados Unidos: Hillary Clinton, Donald Trump y Bernie Sanders es en la sevicia y ambición de esta industria, y de cómo se ha adueñado del Congreso norteamericano.
Junto con la industria armamentista, son los dos grandes ‘lobbystas’ en Washington, es decir, tienen al poderoso congreso del Imperio a su disposición.
Por eso la multinacional Novartis, dueña del medicamento Glivec, único en Colombia para tratamiento de la leucemia y, por tanto,  a precio de monopolio, en vez de seguir pulsando con el ministro de Salud, se fue a hacer ‘lobby’ ante el Congreso gringo, y el resultado fue una nota de Andrés Flórez, encargado de negocios en la embajada de Estados Unidos, a la canciller, María Ángela Holguín, filtrada a la opinión pública por ‘The Huffington Post’, que dice:
(…) “Dada la directa relación que hay entre un grupo significativo de congresistas con la industria farmacéutica en EE. UU., el caso de Glivec es susceptible de escalar hasta el punto de crear un inconveniente en la aprobación de los recursos de la nueva iniciativa denominada Paz Colombia”…
O sea, dígale al ministro que no “joda” más o se perderán los 40 millones de dólares que el amo gringo aportará a Paz Colombia, eso que con tantos bombos y platillos anunció desde Washington el presidente Santos como sucesor del Plan Colombia.
Bien se pronuncia la columnista de El Tiempo, Paola Ochoa, en su nota perfectamente titulada: ‘Chantaje’: (…) “A mí me parece absurdo que en Colombia prefiramos cambiar un puñado de dólares por la vida de millones de personas. La vida no tiene precio”.
 

La tengo clara

Bueno, a decir verdad, siempre sospeché que ese “articulito” de penalizar la evasión fiscal que siempre aparecía en todo proyecto de reforma tributaria, y luego desaparecía como por arte de magia, era de doble filo: por un lado, para decirle a los ricos, en lenguaje cifrado, que se aguantaran un poco porque de otra manera podría apretárseles más duro; y del otro, el más maquiavélico, para suscitar un debate, tipo ‘cortina de humo’, que desviara la atención de la gente sobre las cargas tributarias que siempre a los mismos y con las mismas, como el IVA, por ejemplo, se les imponía.
Pues, el exdirector de la DIAN, Juan Ricardo Ortega, nos saca de toda duda cuando se le pregunta sobre el origen de la evasión fiscal: (…) “Para mí, es porque los ricos acumulan mucho dinero evadiendo impuestos, y (lo hacen) porque no les pasa nada porque no hay sanción social ni penal.
Más claro no canta un gallo: a todos nos gusta comprar de contrabando o no pedir factura porque así nos resulta más barato; y la evasión fiscal en Colombia no es un delito sino un deporte.
 
 

Buena estrategia

El bloque de pensionados que viene “metiéndola toda”, empujando del mismo lado el proyecto de ley que reduce del 12 al 4 por ciento el aporte obligatorio al fondo de salud, quiere que la ministra de Trabajo, Clara López, vaya personalmente a los debates de la Comisión Séptima del Senado en donde la iniciativa arranca su tercera y penúltima etapa. Sería equiparar las cargas con el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quien sí asiste personalmente a pedirles a los congresistas que hundan el proyecto, como la vez pasada, dizque por falta de recursos fiscales para compensar la rebaja.
 
 

Pregunta suelta

¿Alguien cree que si el presidente Santos le hubiera dado un ministerio al hijo del expresidente Gaviria, llamado Simón, hoy director de Planeación Nacional, el liberalismo hubiera roto la Unidad Nacional? ¿Y el expresidente Gaviria hubiera derramado sobre el presidente Santos el duro veneno de su dardo mordaz?

 

Verde que te quiero verde…

Diciente la rama de oliva que parece sacar el Partido Verde con referencia al expresidente Uribe. Hace algunos días, la senadora, Claudia López, en la presentación de su libro “Adiós a las Farc ¿Y ahora qué?”, dijo en la entrevista con Yamid Amat que las Farc está sentada en La Habana, gracias a la acción que contra ellas emprendió Uribe… Y, este 24 de mayo, en la misma sección de CM&, la representante Angélica Lozano cuando Yamid le pregunta por Uribe le responde “Personaje”. Hum: ese huevo quiere sal.
 

No más leña al fuego

Bien nos vendría a todos los generadores de opinión pública en los distintos medios de comunicación, dar el significado semántico más aceptado políticamente al término “desobediencia civil” o “resistencia civil” que empleó el expresidente Uribe para criticar el alcance de “acuerdo especial” con el que se busca blindar jurídicamente las negociaciones de paz que están culminando en La Habana el gobierno del presidente Santos y las Farc-EP.
Ese término dicho por Uribe ha levantado un avispero innecesario, simplemente porque lo dijo Uribe. Si fuéramos capaces de abstraernos del matoneo en que andan Santos-Uribe (o viceversa),  podríamos admitir que desobediencia (o resistencia) civil, con independencia de su justificación ética o política, es un acto consciente, realizado con la intención de frustrar leyes, programas o decisiones del gobierno.
El hecho de que se adelante en forma no violenta, la desobediencia civil viene a ser la expresión popular de un sentido de justicia que interpela al gobierno de turno por el respeto a la constitución o a los derechos legítimamente reconocidos entre personas libres e iguales.
--
Fuentes consultadas/Sentencia T-571 Corte Constitucional de Colombia (CCC), Hugo Adam Bedau, John Rawls, Jürgen Habermas/Enlace: LA DESOBEDIENCIA CIVIL
 

La anticorrupción entra por casa

El expresidente del Congreso, José David Name, dice que el Estado colombiano tiene que revisar cada uno de los contratos de la empresa Odebrecht en el país con el fin de establecer si pagó sobornos para conseguirlos.
La poderosa constructora brasileña, envuelta en graves formas de corrupción que durante años pagó coimas a funcionarios de Brasil y del extranjero para conseguir contratos, según se desprende de la sentencia en la que fue condenado su presidente, Marcelo Odebrecht, es la ejecutora titular del contrato de recuperación de la navegabilidad del río Magdalena.
No tiene explicación posible ni justificación ninguna que a estas alturas del escándalo en Brasil, las autoridades colombianas no hayan iniciado una seria investigación contra Odebrecht y, más bien, le estén admitiendo la presentación de terceros de su cuerda para continuar con los contratos que seguramente en la misma forma corrompida ha obtenido en Colombia.
 

¿Y usted qué opina?

El procurador Ordoñez, a raíz del blindaje jurídico anunciado por Santos-Farc declarándo las negociaciones de paz como un "acuerdo especial", dice que es su deber advertirle al presidente Santos que “actuar al margen de la Constitución implica consecuencias penales y disciplinarias”.
Y el Procurador aclara que las observaciones hechas son funciones que le asignan el artículo 277 de la Constitución y el decreto 262 del año 2000.
Pero el expresidente Gaviria, en su discurso ante el Congreso Liberal, opina lo contrario… Dice que… “Le recuerdo que en Colombia quien puede hablar de consecuencias penales del presidente son los jueces penales, la Corte Suprema y el Fiscal. Que yo sepa aún no lo hemos coronado como emperador”.
 

Pedagogía constitucional

El jurista, Jaime Araujo Rentería, en reciente columna publicada en varios medios alternativos afirma que los acuerdos especiales previstos en el artículo 3 común al Convenio de Ginebra… “no permiten modificar la constitución ni constituyen un tratado internacional… Lo que SÍ está al alcance del gobierno, y que puede realizar sin necesidad de nadie más, es reconocer a la guerrilla el estatus jurídico de beligerante, y pactar con ella, desde el derecho internacional, cambios constitucionales que, como hemos recordado, en nuestro sistema jurídico actual requieren intervención del Congreso y control de constitucionalidad previo”.
Si lo que sale de La Habana, llena esos requisitos, es correcto; si no, es un atropello a la Constitución. Así de sencillo.
 
 
 

¿Y nosotros qué?

Muchos torcidos en este país se resuelven a lo marido celoso que, sin  dar explicación alguna, vende el sofá donde supone que su mujer le es infiel.
La liquidación del Fondo Nacional del Ganado es una pieza al calco de este frívolo dicho. El gerente de Fedegán (José Félix Lafaurie – uribista él),  dice que se trata de una persecución política… Y el ministro de Agricultura dice que obedece a los malos manejos del Fondo.
El hecho es que alrededor de ese Fondo se mueven muchos miles de millones de pesos que salen del presupuesto nacional… es decir, del bolsillo de todos nosotros. Y como esto es así, nos merecemos una explicación razonada que nos permita deducir si se trata de una persecución política de este gobierno, lo cual no sería raro, o se trata en efecto por malos manejos, lo cual tampoco sería raro en la desvergonzada corrupción que se apoderó del país.
Es probable, eso se puede apostar sin mucho riesgo de perder, que tras esta liquidación no aparecerá sujeto alguno que responda por los muchos miles de millones de pesos del presupuesto nacional que se van a perder.
 

El resplandor de las luces

La novel senadora, Claudia López (Verde), asume posiciones admirables unas veces, contradictorias otras y también ridículas algunas. Lo admirable le sale de su inteligencia; lo contradictorio de su naturaleza y lo ridículo de su adición a los medios. La senadora López es de los que comulgan con eso de que “con tal que hablen de mí, aunque hablen mal”.
Eso de salir a gritar a los pasillos del Congreso a los colegas del Centro Democrático que abandonaron sus curules en el inicio de su “resistencia civil” a los acuerdos de La Habana, fue ridículo, pero le dio luces. De eso se trataba…
Si sigue por ese camino, se va a quedar ronca de gritar a todos los demás senadores, de todos los partidos y movimientos políticos que abandonan con irresponsable frecuencia sus curules por cualquier elemental causa, como ir al baño, o en presencia de cualquier noble causa, como la reducción del 12 al 4 por ciento del odioso aporte impuesto a los pensionados al fondo nacional de salud.
Si así lo hace, bienvenida esta moderna lámpara de Diógenes que busca en los pasillos del Congreso un parlamentario honesto con su responsabilidad legislativa; si fue, como creemos, buscando los reflectores de los medios, tendremos que decir que le salió gallo a Roy Barreras.
 

Golpe de Estado

Todo golpe de Estado, cruento o incruento, dado por militares o civiles, lo que conlleva sustancialmente, y por eso ocurre, es el cambio de ideología imperante. Si ello es así, en Brasil hubo golpe de Estado, pues, salió (al menos transitoriamente) la presidenta Dilma Rousseff quien encarnaba un gobierno de tendencia socialista y fue reemplazada por el vicepresidente Michel Temer quien, en sus primeras medidas se evidencia el carácter de un gobierno neoliberal.
Los días por venir, así lo confirmarán. Así no fueran sino esos seis meses de interinidad con que cuenta, le bastarán a Tremer para echar atrás el reloj de la historia socialista en Brasil, puesto en marcha por Lula da Silva y Rousseff… Miren Macri, en argentina, donde va en solo cuatro meses de gobierno.
 

Ese muerto no lo cargo yo…

Nadie querrá ser el protegido de Santos en las próximas elecciones presidenciales… Un presidente que carga con una imagen negativa del 75 por ciento, es, de lógica, un mal elector. Por eso es que Vargas Lleras ni siquiera sale con él en las fotos; por eso es que el liberalismo se le retira de la Unidad Nacional, para marcar distancia de aquí a elecciones presidenciales del 2018; por eso que, por los lados de la U (el partido del Presidente), ni siquiera se asoma una figura con talla presidencial. Prácticamente, los únicos que siguen con Santos como parte interesa –no amigos—son las Farc… Así de sencillo.
 

Osuna da en el clavo

El maestro Osuna, en una mordaz caricatura política refleja que la decisión del liberalismo de romper la coalición de gobierno llamada “Unidad Nacional”, se debió a que el hijo del expresidente Gaviria, llamado Simón, actual director de Planeación Nacional, quería ministerio. Si quedaba alguna duda, un confidencial de El Espectador afirma que varios intentos de contacto le hizo en Nueva York el presidente Santos al expresidente Gaviria que éste último no respondió. Tal vez le faltó a Santos hacer el intento a través de Serpa, nuevo mejor mandadero de Gaviria, por si no lo sabía.
 

El mal ejemplo cunde

Si no fuimos capaces de detener la venta de Isagén, hasta con amenaza de censura al ministro de Hacienda, tampoco (menos) vamos a ser capaces de detener la venta de ETB (Empresa de Teléfonos de Bogotá), contemplada en el Plan de Desarrollo del alcalde Peñalosa, recién presentado al concejo.
Es necesario aclarar que por ahí ruedan en distintos estrados judiciales unas demandas contra la venta de Isagén… Pero en este largo día del ‘debido proceso’ que impera en Colombia, cambiará Isagén de dueño varias veces antes de que se conozca un fallo a favor o en contra del sui generis proceso adelantado por el gobierno nacional con nadie más ni nadie menos que una de las empresas más untadas de corrupción en el escándalo de Petrobras en Brasil.
Con los mismos o parecidos argumentos de Isagén, se ha echado a rodar la venta de ETB: para financiar parte del Plan de Desarrollo especialmente, dicen, la parte social y de movilidad. Bueno, amanecerá y veremos…
 

¡Tramposo!

El alcalde Peñalosa le está haciendo trampa a la sociedad civil representada, para el caso, en el Consejo Territorial de Planeación, porque en el texto del anteproyecto del Plan de Desarrollo que debe presentarse en primera instancia a esta organización comunitaria, no se hablaba por ninguna parte de privatizar la Empresa de Teléfonos de Bogotá (ETB).
En este aspecto, la propuesta de Peñalosa en lo que respecta a la enajenación de la RTB, estaría violando el derecho de participación ciudadana en los asuntos públicos, al evadir el consiguiente debate que se hubiera suscitado sobre la venta de un bien público tan importante como la Empresa de Teléfonos.
 

De interés general

A propósito de esta denuncia del concejal del POLO en el caso del alcalde Peñalosa de Bogotá, bueno es recordar la normativa trazada por Planeación Nacional para los Consejos Territoriales de Planeación (CTP) porque, como el mal ejemplo cunde, seguramente en otras muchas administraciones locales los alcaldes se estén “pasando por la faja”, como se dice vulgarmente (y no da para más) a estas importantes representaciones de la sociedad civil.
Dice la norma…
Los CTP tiene funciones legales relacionadas con…
1. La formulación del Plan de desarrollo de la respectiva entidad territorial.
2. Revisar el proyecto del Plan que será presentado por la Administración, según lo señalado en la Ley 152 de 1994
3. Coordinar una amplia discusión, movilizando a la ciudadanía para este propósito y emitir concepto del proyecto del Plan.
4. Hacer efectivo y real seguimiento y evaluación de las metas de continuidad, cobertura y calidad consideradas en el plan de desarrollo.
5. Presentar un concepto semestral del cumplimiento de las metas del Plan de desarrollo financiadas con recursos del Sistema General de Participaciones y recomendar ajustes en caso de incumplimiento de los compromisos adoptados por la Administración.
Así que no es una concesión gratuita la que los “bondadosos” alcaldes les hacen a los CPT. Es una obligación constitucional (art. 340, reglada por las leyes 152 de 1994 y 388 de 1997).
 

¿Qué le pasa a Peñalosa?

La pedagogía institucional que el alcalde Peñalosa les ha impartido a unos niños sobre la Honorable Corte Constitucional de Colombia, no le hace ningún beneficio a la deteriorada institucionalidad del país…
Durante la instalación del Consejo Consultivo de niños, niñas y adolescentes, el alcalde dijo que “la Corte Constitucional es como la corte en el cielo; son casi Dios”...
Y lo que siguió da a entender que lo que el alcalde envidia es ese supuesto poder omnímodo que ostenta la Corte. Juzguen ustedes:
“El alcalde desafortunadamente no es el que manda en todo, aquí hay unos señores  muchísimo más poderosos que el alcalde que  es la Corte Constitucional: ellos hacen lo quieren, mandan lo que quieren, nadie puede discutir lo que deciden, y todos tenemos que obedecer”...
Además de no ser cierto, que esto lo diga el alcalde de la capital del país, y a unos niños… grave, muy grave; casi, casi una apología de rebelión.
 

Ni tanto que queme al santo…

Es de recibo la nota de agradecimientos que la Alianza Nacional de Pensionados (ANP) está haciendo circular en relación con la aprobación que la Cámara de Representantes impartió al proyecto de ley 008 sobre disminución del 12 al 4 por ciento que los pensionados hacen al fondo nacional de salud.
Pero no hay que exagerar la nota porque los representantes todo lo que hicieron fue ejercer honradamente sus funciones legislativas en pro de una población tradicionalmente maltratada en el país, que para eso son elegidos por el pueblo y para eso tienen en demasía, si se quiere, buenos honorarios y canonjías innúmeras.
Algo similar es lo que se debe esperar del Senado… Vamos a ver. Es bueno dejar los aplausos para el concierto y no gastarlos en la templada de los instrumentos.

 

 

Gracias a Uribe

La columnista de Semana.com, María Jimena Duzán, se fajó una nota de lujo en la última edición: (“Tiempos difíciles”), desnudando los mezquinos intereses de la clase política que acompaña la administración del presidente Santos.
Pero, la parte final de la nota, adolece de contexto histórico en cuando afirma que el proceso de negociación con las Farc nos aleja “de la guerra a la que nos había condenado el uribismo”.
Falso, hasta la senadora (Verde), Claudia López, acérrima enemiga de Uribe, reconoce que gracias a la “Seguridad Democrática” que acorraló a las Farc en sus confines, es por lo que ahora están sentados en la mesa de La Habana.
Es importante aclarar que no estamos defendiendo el medio utilizado por Uribe para llevar a las Farc a las negociaciones con Santos… Pero es así, y ésta historia del probable cercano fin de las Farc como grupo armado, no se debe sesgar, así nos cueste aceptarlo.
 

¿No ve que así, sí?

Dijimos en una nota de la semana pasada, que la expedición del decreto 583, originario del Ministerio del Trabajo sobre “horrorosa tercerización laboral”, en palabras del senador Robledo, había sido el último “peo” en esa Cartera de Lucho Garzón, el ex líder sindical, a cuya cuenta ha ostentado altos cargos públicos.
Pues, no… El sindicato nacional de trabajadores del Sistema Agropecuario (SINALTRAINAL), acaba de revelar, desde Cartagena, que dentro de sus últimas excretas antisindicales, el simpático Lucho autorizó a CB&I a despedir 347 trabajadores que sufrieron distintas enfermedades durante el montaje de la Refinería de Cartagena, la tristemente famosa REFICAR.
¿Saben que es CB&I? Aquí va: es el contratista “Chicago Bridge and Iron”, puesto en el ojo del huracán por el presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry al señalarlo como directo responsable de los escandalosos sobrecostos en REFICAR, cerca de 9 billones de pesos “que serán reclamados por el Estado –dice Echeverry—en los próximos meses”.
O sea que, no solo se embolsillan semejante fortuna, sino que los muy vivos, en contubernio con el muy ladino Lucho Garzón, ponen de patas en la calle a esos 347 trabajadores que explotaron como esclavos en ese atraco al Estado.
 

Esperemos que Clara, la tenga clara

A propósito de SINALTRAINAL, sus directivos denuncian que VAM CAPMS, la empresa atunera que opera desde Cartagena, tiene también una solicitud en curso ante el Ministerio del Trabajo para despedir a 60 trabajadores enfermos.
Le queda muy fácil lograr su antisocial cometido porque (1) Hace rato que el Ministerio del Trabajo más parece una oficina de los empresarios pagada por el Estado y (2) La atunera opera en el campo laboral a través de la tercerización que le hace ATIEMPO SERVICIOS SAS.
VAM CAPMS tiene, según la denuncia sindical, más de 600 trabajadores que han adquirido enfermedades de origen laboral, y que, de acuerdo a estudios realizados el año pasado por la Escuela Nacional Sindical, fue calificada como la empresa colombiana que más viola los derechos humanos, laborales y sindicales de sus trabajadores.
“El gobierno del presidente Santos –dice el sindicato--, viene hablando de paz con las organizaciones guerrilleras, mientras a los trabajadores nos declara la guerra”. Advierte que, como movimiento sindical “iremos hasta las últimas consecuencias para evitar que ocurra esta masacre laboral donde se pretende violar la ley 361 de 1997 y la jurisprudencia en esta materia de la Honorable Corte Constitucional… Esta masacre laboral de trabajadores inermes, por demás enfermos, no podrá ser avalada por el ministerio del trabajo.
 

Los ricos nunca lloran

Pese a las dificultades económicas que ha venido experimentando América Latina en los dos últimos años, el club de multimillonarios de la región sigue sólido.  Y pese a la mala hora política y económica por la que atraviesa Brasil, el mayor país de América Latina continúa dominando la lista de las grandes fortunas de la región, cuyas primeras 5 son:
1). Carlos Slim, US$50.000 millones (México). Su fortuna personal supera al patrimonio colectivo de cualquier otra familia latinoamericana y equivale aproximadamente al PIB de El Salvador.
2). Jorge Paulo Lemann, US$27.000 millones (Brasil). Lemann es dueño de una porción significativa de la firma cervecera más grande del mundo, AB Inbev.
3). Joseph Safra, US$17.000 millones (Brasil). Safra es descrito por Forbes como "el banquero más acaudalado del mundo" por cuenta del control que ejerce sobre el banco que lleva su nombre. En abril pasado, las autoridades brasileñas lo acusaron formalmente de estar involucrado en el pago de sobornos a funcionarios. Safra rechaza los cargos.
4). Familia Santo Domingo (Alejandro, Andrés, Julio y Tatiana) US$14.000 millones (Colombia). Todos son descendientes del patriarca familiar, Julio Mario Santo Domingo, fallecido en 2011, quien vendió a Bavaria a cambio de un porcentaje del 15% de las acciones en el grupo SAB Miller, hasta el año pasado, la segunda mayor productora de cerveza en el mundo. A su vez, a finales de 2015, AB Inbev, la multinacional controlada por Jorge Paulo Lemann, compró a SAB Miller en un negocio estimado en US$107.000 millones.
5). Marcel Herman Telles, US$13.000 millones (Brasil). La fortuna de Telles está representada en el 5% de propiedad en la supercervecera AB Inbev, controlada por su paisano Jorge Paulo Lemann.
-
Síntesis El Satélite/Análisis de la BBC /Cálculos lista Forbes 2016.
Vea lista global Forbes 2016
--