MARXISTAS SIN DARNOS CUENTA

04.05.2018 12:13

El importante debate que sobre la generación y uso de la plusvalía se desarrolla hoy a nivel nacional, departamental y municipal, hablando concretamente de Colombia, también es un favor que le debemos a Marx.

RED-GES

Octavio Quintero – Director

--

Los principales periódicos del mundo, independientemente de sus tendencias ideológicas, conmemoran por estos días, en sus primeras páginas y en sus editoriales, los 200 años del nacimiento de Karl Marx (05 de mayo de 1818), el filósofo, economista y escritor, catalogado por muchos como el mayor pensador del milenio (1900-2000).

Y es que se requiere de una ignorancia supina o de muy insano radicalismo político, para descalificar al autor de El Capitalismo, su libro más conocido y controvertido, pero también, autor de una cantidad de tratados y ensayos de alto vuelo que el debate ideológico nos ha privado de conocer como, entre otros:

1.- “La cuestión judía”. Ensayo considerado uno de los trabajos clásicos más importantes, pues, engloba la cuestión religiosa en las sociedades;

2.- “Diferencia entre la filosofía de la naturaleza de Demócrito y la de Epicuro”. Su tesis doctoral que lo sitúa en la posición del idealismo hegeliano y enfoca la filosofía griega como la expresión de la autoconciencia filosófica.

3.- “Contribución a la crítica de la economía”. Con este escrito, el pensador alemán incursiona en los campos del derecho, la economía, la política y la sociología.

Marx también es recordado, y de manera más popular, por el Manifiesto Comunista, escrito en compañía de Federico Engels, que lo acredita como el “Padre del Comunismo”, pero no el comunismo  que se derrumbó en la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) porque ese, no se materializó tal cual lo plantearon Marx y Engels, y terminó convirtiéndose en una nomenclatura de privilegiados, tal como su modelo contrario, el capitalismo occidental.

Entre esos medios capitalistas, como la BBC –Mundo, orientada desde Londres, consideran hoy las ideas de Marx todavía vigentes, a pesar del fracaso del comunismo:

Por ejemplo, la globalización. Marx fue uno de los primeros críticos de la internacionalización de los mercados. También se refirió a la inequidad, al advertir sobre la creciente desigualdad en el mundo. El colapso financiero global de 2007-2008, fue un  ejemplo clásico de las recurrentes crisis del capitalismo que pronostica Marx en El Capital. Desde entonces, las ventas de su libro, junto con El manifiesto comunista, no paran de crecer en todo el mundo.

Paradójicamente, el capitalismo occidental le debe a Marx su supervivencia a la hora de ahora. El hecho de que Marx denunciara las recurrentes crisis intrínsecas al modelo capitalista, hacen que este mundo de los todopoderosos se mantenga más en guardia contra las turbulencias, así sea nada más por llevarle la contraria a Marx.

El importante debate que sobre la generación y uso de la plusvalía se desarrolla hoy a nivel nacional, departamental y municipal, hablando concretamente de Colombia, también es un favor que le debemos a Marx. Él fue el primero en denunciar el valor invisible que el trabajo genera por encima de la propia fuerza laboral; valor del que se apoderan los dueños de los medios de producción privatizando sus ganancias y colectivizando las pérdidas que conllevan a la destrucción del empleo y pauperización de los salarios.