LA VERDAD, AUNQUE DUELA

25.12.2018 13:08

 

El desencanto pensional

*Mal está el enfermo: ni come ni hay que darle

--

Editorial REDGES

Octavio Quintero

__ Director __

 

El internauta en la REDGES, Alejandro López Ortiz (alor1952@yahoo.com), considera que la falta de solidaridad entre los pensionados, es una falla que trunca todos los esfuerzos que se emprendan en pro de la reivindicación social de esta población de la tercera edad.

Refiriéndose a la reciente noticia de este medio sobre, “¡Buenas, buenas! - Las esperanzas reviven en las toldas de los pensionados”, López, a más de señalar la falta de voluntad política del Gobierno Santos en torno a los proyectos de ley sobre reducción del aporte a salud y la nivelación salarial, dice textualmente:

Nuestra visión sobre el tema

No hubo voluntad política suficiente de parte del Legislativo y ninguna por parte el Gobierno para sacar adelante el PL. Ley 13/2016-S, acumulado al PL. 10/2016-S, referentes al incremento anual de las mesadas en el porcentaje más favorable entre el incremento del SMMLV Vs. el IPC ; igualmente no se dieron las suficientes acciones  por parte de las diferentes organizaciones Laborales y Pensionales,  y los Pensionados mismos, para efectuar los debates de Ley en su trámite legislativo; nos quedamos solo en las acciones relacionadas con el Proyecto de Ley de modificación del Aporte Salud a los pensionados del 12% al 4%.

Fueron varios nuestros correos dirigidos al Congreso (Senado y Cámara) y a las Organizaciones Pensionales y Laborales exponiendo el tema y sugiriendo acciones simultaneas con relación a los dos objetivos” (…). Y añade en tono de frustración: “Nos quedamos finalmente sin la soga y sin la ternera”.

Con respecto al nuevo anuncio del Gobierno a través de la ministra de Trabajo de que se honrará la promesa del anterior gobierno de reducir los aportes a salud de los pensionados, el internauta, hablando a nombre de la Unidad Pensional Suroccidente Colombiano, agrega:

(…)

Muy seguramente, LOS PENSIONADOS DE LA CLASE MEDIA (Sándwich), nuevamente no seremos tomados en cuenta, lo cual nos lleva a reflexionar con inmenso dolor, que la única forma de poder ser escuchados y se den soluciones concretas a nuestras peticiones, será cuando los Pensionados de Colombia en la Plaza de Bolívar de Bogotá y en las diferentes Plazas Principales en cada ciudad de Colombia, nos plantemos en Huelga de Hambre, acompañados por los pensionados que por sus años y dolencias tienen que permanecer en sillas de ruedas, con muletas, con caminadores e inclusive en camillas.  

Conclusión

Tal vez por la respetable edad, los pensionados siguen siendo muy apegados a los partidos políticos tradicionales, Liberal y Conservador, y en más o menos igual grado, a los derivados de esos mismos partidos, Cambio Radical y la U.

Así que, a la hora de defender su causa, si, como es evidente, esos partidos son los primeros en alinearse con los intereses del Gobierno, siguen las orientaciones de sus líderes tradicionales, así vayan en contra de sus propios intereses. Algo se ha emancipado de esa cultura, y los confirma la coronación del PL. 170 que sucumbió en la Corte Constitucional, pero, todavía sigue siendo muy fuerte el arraigo político.

Tal vez sea una infidencia de este suscrito director de la REDGES, pero, cuando traté de contactar al magistrado Jaime Araujo para que asesorara a los pensionados en una eventual demanda contra la sentencia de la Corte que enterró el PL. 170, le confesó que no iba a luchar por una población que no había sido solidaria con él, con los apoyos que le pedía para lanzarse como candidato presidencial en las pasadas elecciones.

Y no es solo ese episodio. Desde Medellín,  el pensionado Alvaro Yarce (ayre1952@gmail.com), también interpuso una tutela contra la negación de ese derecho a la igualdad e invitó a que muchos otros pensionados hicieran lo mismo a ver dónde saltaba el juez que la acogiera, y nada: nadie se reportó en ese camino.

Finalmente, cree este cronista, que la polarización del pasado debate entre lo que encarnó Petro con el llamado “castrochavismo” y lo que impulsó Uribe con su candidato Iván Duque, más la neutralidad final que asumió el candidato Fajardo apoyado por el senador Jorge Enrique Robledo, acabó de hundir la nave de los pensionados, inclusive, muchos que cotidianamente se manifestaban a través de la REDGES con inteligentes y sustanciales apoyos a la causa, han hecho mutis, seguramente por cuestiones políticas relacionadas con sus viejas adhesiones políticas.

Como colofón, remate con la debilidad institucional de las centrales obreras, dentro de ellas, más débiles aún los grupos de pensionados, salvo algunos que se mueven con ímpetu en lo local, desafortunadamente sin eco en las altas instancias de un país requeteconcentrado en sus esferas políticas y administrativas.

En dirección de la valiente autocrítica del internauta López Ortiz en la REDGES, parece que fuera oportuno recordar a los pensionados que, cuando se lucha por una reivindicación social, como acaban de hacer los estudiantes y profesores de la universidad pública, y como lo están llevando a cabo los “Chalecos Amarillos” en Francia, las tendencias políticas pasan a segundo plano. Si no entendemos esto, siempre va a faltar el centavo pa’al peso.

--

Tema relacionado

“Niño Dios” a los pensionados