FEBRERO 2016

03.03.2016 03:05

Verdad a medias

El nuevo alfil de la paz de Santos, José Miguel Sokoloff, ese que nos hará entablar la “conversación más grande del mundo”, dice que en el pasado gobierno se hablaba mucho de `seguridad`, pero no de convivencia, de reconciliación: “eso es la paz”, afirma en declaraciones de prensa.
“Sí y no”, como dicen los pragmáticos. Convivencia y reconciliación es parte de la paz, pero sin seguridad, no hay paz.
En el ánimo de borrar del mapa al gobierno de Uribe, seguramente por orden de Santos, este nuevo alfil de la paz margina del debate lo fundamental: la justicia social como elemento sustancial de la paz perpetua.
Pero es que si se mete con eso, tendría que empezar por convencer al establecimiento, valga decir, al poder dominante, de cambiar el modelo económico neoliberal que es la antítesis de la justicia social.
 

Cortina de humo

El Zika podría hacer parte de una campaña de desinformación orquestada por las empresas trasnacionales de la agroindustria (Monsanto, por ejemplo), para tapar su propia responsabilidad en la monstruosa propagación de pesticidas altamente tóxicos que serían responsables de los casos de microcefalia que se le vienen atribuyendo de la noche a la mañana al Zika.
La cronista de Barómetro Internacional, Cristina González, apoyada en estudios recientes del investigador Jon Rappoport, afirma que no hay nada que justifique que después de 60 años de conocimiento de la existencia del virus Zika, de repente se produzca tal estallido epidémico y aparezcan efectos hasta ahora desconocidos y nunca reportados con anterioridad.
Lo que está claro es que NO existe ni una sola evidencia científica que relacione el virus Zika con miles de casos de Microcefalia aparecidos en el mundo desde el año pasado; ni una sola. La única diferencia entre ahora y décadas atrás, es la evidente coincidencia temporal y física entre la aparición de estos casos de microcefalia y el consumo récord de pesticidas altamente tóxicos que se utilizan en la masiva producción agroindustrial.
 

Pregunta a dos bandas

Si le dieran a escoger modelo económico nacional, ¿usted cuál escogería: uno que le dé prioridad al salario de los trabajadores, a la educación pública y gratuita, a la salud, el deporte, la vivienda y la alimentación como derechos humanos fundamentales; u otro que privilegie los capitales privados por encima de los derechos económicos, políticos, sociales y culturales de la gente?
Piénselo y me cuenta…
 

La majestad monetaria

El señor Mayer Amshel Rothschild (1743-1812), entendió, 300 años antes que el resto del mundo, que la autonomía monetaria estaba por encima de cualquier otra autonomía, y dijo: “Dadme el control sobre la moneda de una nación, y no me importa quien hace sus leyes”.
Si uno dijera que ese principio es la estrategia número uno del neoliberalismo, poca gente podría refutarlo.
 

Paz a la carta

Realmente el único enfrentamiento Santos-Uribe es el modo en que uno y otro visualizan la paz…
Santos quiere llegar a la paz con los alzados en armas a cambio de unas prebendas muy solo para ellos en lo jurídico, político, económico y social. El resto que siga igual: el modelo económico, el régimen político, la exclusión y la injusticia social, ésta que encierra el ancho mundo de la salud, la educación, el trabajo, la vivienda y un largo etcétera como punto final.
Uribe visualiza la paz desde la rendición de los alzados en armas, sin más, es decir, la guerra total hasta la derrota final sin restricciones humanitarias; y el resto, que siga igual: el modelo económico, el régimen político, la exclusión y la injusticia social, ésta que encierra el ancho mundo de la salud, la educación, el trabajo, la vivienda y un largo etcétera como punto final.

 

No se necesita reforma tributaria

Tanta alharaca armada alrededor de las recomendaciones de unos “sabios” sobre reforma tributaria para venir a ver que no se necesita ninguna tal reforma tributaria…
Así de simple: basta con que se hagan cumplir las disposiciones vigentes y se ponga a tributar a los evasores de impuestos que, según una cifra que soltó por ahí el director general de la DIAN, tienen escondidos en paraísos fiscales al menos 15 billones de pesos.
Coincide esto con las declaraciones de la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, cuando afirma que la clave para incrementar los ingresos fiscales de los países en América Latina, está en acabar con la evasión y la elusión fiscal que anualmente le cuestan a la región 320.000 millones de dólares: 6,7 % del PIB.
 
 

Hasta los gatos se van de espaldas

El exministro Alfonso Gómez Méndez dice en su columna de El Tiempo (16/02/16) sobre el acuerdo de paz que se negocia en La Habana…
- Nada es más importante para la Colombia actual que parar esta máquina de guerra (…), freno de nuestro desarrollo económico y social, y pretexto para que no se hagan las cosas que debieron hacerse hace tiempo.
Y más adelante agrega…
- Es recurrente el tema de cambiar la Constitución para todo. Si cumpliéramos menos del diez por ciento de la Constitución actual, podríamos hacer una verdadera transformación social y política.
¿O sea, preguntamos, que el desarrollo económico y social del país no se frena por la máquina de guerra que representan las Farc sino por el incumplimiento cabal de la Constitución del 91?
Yo creo esto último.
 

 

Las cuentas claras

Según el exmagistrado Jaime Araujo Rentería, en su documento “Paz y sociedad civil: problemas jurídicos y económicos”, el Estado es responsable de por lo menos el 70% de la violencia en Colombia, y el 30% restante, los grupos al margen de la ley.
Y según estudios recientes realizados por el Grupo de Memoria Histórica (GMH), la violencia en Colombia entre 1958 y el 2012, ha dejado al menos 220.000 muertos de los cuales, ocho de cada 10, eran civiles.
O sea, para hablar en cifras concretas, entre todos esos muertos,  al menos 176.000, son puestos por la sociedad civil. Ahora bien: si el Estado es responsable del 70% de la violencia, quiere decir que al menos 123.000 víctimas fatales han caído a cuenta de agentes directos del Estado, o patrocinados por él; y, 53.000, a manos de los grupos armados al margen de la ley.
Es aquí donde adquiere razón y lógica la deducción del exmagistrado Araujo Rentería en el mencionado documento, cuando dice que… “La línea de distinción entonces (en las actuales negociaciones de La Habana), se pudo haber trazado entre delitos cometidos entre combatientes (impunes) y delitos cometidos por todos ellos contra la sociedad civil (no impunes). Sin embargo, los victimarios decidieron nivelarse por abajo, declarando su irresponsabilidad ante sí mismos y ante la sociedad civil”.
 

Así no se puede

La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, advierte que el panorama económico internacional “no es muy halagüeño. A nivel mundial hay un sesgo recesivo en la economía, porque Europa no se ha recuperado y China está cambiando su modelo económico".
Al hablar de los desequilibrios económicos y sociales, en entrevista con EFE, Bárcena no puede evitar referirse al impactante estudio difundido por la ONG Oxfam en la reciente cumbre de Davos, según el cual, los primeros 62 de la lista Forbes, tienen la riqueza equivalente a la mitad de la población mundial: 3.500 millones de personas.

 

Gracias a Reficar

El escándalo de Reficar (Refinería de Cartagena) mató el escándalo de Isagén, y afortunadamente para el gobierno de Santos porque así pudo desviar los costos políticos que tenían su imagen pública en picada.
Con descarado cinismo, el presidente se apresuró a decir que el pecado original de Reficar –un pecado original estimado en más de 4.000 millones de dólares— “sucedió en el gobierno anterior”.
¿Qué se entiende por gobierno? El diccionario establece que es el “conjunto de los ministros de un Estado”… Es decir, el hoy Presidente era parte del “gobierno anterior”.
Pero lo que menos presentación tiene es que el presidente Santos venga a lavarse las manos en la pila de un escándalo de corrupción –superior al “Carrusel de la contratación de Bogotá—cinco años y medio después de haber asumido como primer magistrado de su gobierno que ahora culpa al gobierno anterior, es decir, así mismo, del pecado original de Reficar.
 

Tan charro para las comparaciones…

La revista Dinero.com le pregunta al presidente de Reficar, Reyes Reinoso: … “¿Por qué no pararon el proyecto?”. Y éste, muy filosóficamente le responde: … “Aquí están los bomberos y no los que causaron los incendios".
Y desprevenidamente, cualquiera que tenga sentido común se preguntaría: “Entonces, ¿Quiénes son los que apagan los incendios, los  bomberos o los pirómanos?
 

¿Corrupción sin retorno?

En el mismo reportaje y a la misma pregunta, los directivos de Ecopetrol, que para el caso son los inmarcesibles ministros de Hacienda, exante y expost, Juan Carlos Echeverry y Mauricio Cárdenas, afirman que cuando se dieron cuenta de los sobrecostos, era más costoso parar las obras que continuarlas. El argumento se basa en que Colombia habría enfrentado costosas demandas que podría haber perdido, y adicionalmente, se habrían paralizado el avance de las obras.
“¡No me crea tan bobo!”, dice el docto vulgo
 

El impuesto de rodamiento

Nadie entiende cómo se abre una licitación. Participan nueve que no llenan los requisitos, entre ellas la vendedora de computadores Datasoft. Se abre otra en la que participan tres, que tampoco los cumplen, entre ellas nuevamente Datasoft y luego se reabre otra con solo Datasoft, y se la adjudican… 
¿A qué hora adquiriría la experiencia requerida? ¿Quién pagará las demandas que proliferarán, por la terquedad del Ministerio de Obras? ¡NOSOTROS LOS CONTRIBUYENTES! Póngale la firma.
 

Juego de palabras

El presidente Santos dice que dentro del acuerdo de desarme que se negocia en La Habana “no hay impunidad” porque los crímenes de lesa humanidad no entran dentro de la justicia transicional.
De acuerdo, si es que es así. Pero es que lo de justicia transicional es una especie de impunidad parcial per se. Conmutar una pena de 20 años, por ejemplo, en solo 5, es dejar 15 años de castigo en la impunidad. Así de sencillo.

Corruptocracia

Un nuevo término político acuña en su columna “El evangelio marxista”, el columnista, Emilio Nahín, de Barómetro Internacional.
Y dice: En algunos países, al pueblo se le coacciona el voto hasta con un simple bote de agua, pues, los gobiernos han venido entregando el control de las aguas nacionales al Capitalismo.
En otros países, el voto es intercambiado por un plato de comida para que voten por los candidatos de la derecha.
Pero el método más expandido es la compraventa del voto, con lo que la derecha se ha perpetuado en el poder.
A esto el capitalismo le llama “Democracia”. Pero en un mundo donde el poder reside en la corrupción, a esto solo puede llamársela: ¡CORRUPTOCRACIA!

 

No nos metamos mentiras

La firma YanHass revela en su encuesta de enero de este año, que solo el 21% de los colombianos aprueba la gestión del presidente Santos.
La encuestadora también revela que el 83 por ciento de la gente ve la economía nacional, estancada o en retroceso.
En este mundo de pesimismo se inicia el 2016, año de la paz en Colombia. Sin ser ave de mal agüero, difícilmente, un gobierno con tan pobre imagen, en medio de una situación económica tan desfavorable, podría alcanzar apoyo a cualquier propuesta suya, así sea eso de la paz
 
 
 

Cuatro preguntas

- Y se pregunta uno ante la amenaza inminente de una nueva reforma tributaria, todo gobierno inventa una, cuántas reformas tributarias se han robado los contratistas de todo, cuántas valen los privilegios de los parlamentarios y los burócratas de la maquinaria. Y si no sería más urgente cerrar las brechas por donde se cuelan los ratones cebados de la corrupción y el despilfarro, en vez de someter a los ciudadanos honrados al inclemente “cosquilleo” detrás de la calderilla de sus magros bolsillos. La pregunta es válida. O a mí me parece.
Eduardo Escobar
Columnista de El Tiempo
(01/02/16)
 

 

Vamos "remal", como dice la gente 

La desigualdad extrema en el mundo está alcanzando cotas insoportables. Actualmente, el 1% más rico de la población mundial posee más riqueza que el 99% restante de las personas del planeta. El poder y los privilegios se están utilizando para manipular el sistema económico y así ampliar la brecha, dejando sin esperanza a cientos de millones de personas pobres. El entramado mundial de paraísos fiscales permite que una minoría privilegiada oculte en ellos 7,6 billones de dólares. Para combatir con éxito la pobreza, es ineludible hacer frente a la crisis de desigualdad.
Fuente/Informe OXFAM 18/01/16
 

Cinismo al vuelo

Al término de un encuentro de la comisión de moralización y transparencia el presidente Santos dijo:
…“La corrupción se está concentrando primordialmente en las regiones, y ahí hay que hacer una tarea especial”…
Puso como ejemplo que el 86 por ciento de los contratos en las regiones solo tienen un único proponente, por lo que anunció que en marzo se le presentará al Congreso una nueva ley de contratación que permita corregir este tipo de situaciones.
¿Y qué fue lo de la privatización de Isagén, sino lo mismo?: un único proponente en una subasta pública.
 

Retrovisor de largo alcance

En la misma ocasión el Presidente dice, sin sonrojarse, que el escándalo de Reficar se gestó durante el gobierno de Uribe: ““El pecado original de todo esto que ha sucedido, y quiero ser muy claro, sucedió en el gobierno anterior”.
¡Eh ave maría!: ¿hasta ahora, al cabo de sus ya largos 5 años de gobierno, viene a descubrir un torcido de más de 4.000 millones de dólares?
También este gobierno de Santos se gestó en el gobierno de Uribe, podríamos decir, con la misma lógica, todos los colombianos.
 

Así de sencillo

“Para los amigos del gobierno, en especial para los comunicadores e intelectuales subvencionados con la plata de la paz, Uribe es un paraco irredento, sus subalternos inmediatos, unos bandidos violadores de las normas constitucionales y la ética; y los uribistas ,en sí, un estorbo para la paz y el futuro de Colombia”: Álvarez Gardeazábal, en su habitual columna de “El Jodario”.