EL PND CONTRADICE LA LEY ESTATUTARIA DE SALUD

11.03.2015 03:04

 

Los postulados no apuntan a su cabal cumplimiento ni a construir una sociedad más justa, democrática y en paz

-

Saúl Franco

(Docente, investigador universitario UN y Santo Tomás)

-

 
Una cuidadosa lectura de los 206 artículos del proyecto de ley del Plan Nacional de Desarrollo (PND), y del extenso documento que le sirve de base, permite concluir que lo que el gobierno realmente quiere y propone en salud para los próximos años, no solo tiene poco que ver con la aplicación de la Ley Estatutaria de Salud (LES), sino que en muchos casos es abiertamente contrario al espíritu y a la letra de la misma ley.
Queda además la impresión de que el gobierno está tratando de lograr, por la vía del PND, la aprobación de lo que consideraba esencial dentro de Ley Ordinaria de Salud (LOS), y que le fracasó en su trámite ante el Congreso y en la correspondiente revisión de la Corte Constitucional.
 

Objetivo mercantilista

El tema hace parte de la segunda de las seis estrategias incluidas en el PND: “Movilidad Social”, y lo fundamental se incluye entre los artículos 61 y 72. Pues, bien: al plantear los objetivos generales en el documento base (páginas 25 y 26), la salud es considerada como “un servicio para enfrentar riesgos”, no como un “derecho fundamental” que constituye la médula de la LES.
 
Más aún, al sustentar otra de las estrategias del Plan, la de “Buen Gobierno”, el documento base afirma sin ambages que uno de los pilares fundamentales de la filosofía general de la propuesta desarrollista es… “Un Gobierno que garantice tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario”... Más claro, imposible.
 

El articulado

De las orientaciones del documento base se pasa a su implementación en el articulado. Se advierte, entonces, que el primer artículo del PND dedicado a salud (61), defiende un incierto y riesgoso modelo integral de atención, cuya formulación queda en manos del Ministerio de Salud.
 

Derogando la LOS y la LES

El PND, si se aprueba tal como está propuesto, derogaría todo lo que tiene que ver con redes integradas de servicios de salud, contempladas en la Ley Ordinaria de Salud (LOS), artículos 60 a 64, (ley 1438 de 2011), y de toda la estrategia de atención primaria en salud (artículos 12, 13, 15 y 16 de la misma LOS), amén de desconocer el artículo 13 de la LES, que define que “El sistema de salud estará organizado en redes integrales de servicios de salud, las cuales podrán ser públicas, privadas o mixtas”.
 
Otro atentado del PND contra el derecho a la salud, contemplado tanto en la ley ordinaria como en la estatutaria, se desprende de la importancia que se le da a la creación de la “Unidad de Gestión” de los dineros del SGSSS (Sistema General de Seguridad Social en Salud [artículos 62 y 63]), que trata de revivir con ajustes la propuesta “Salud Mía”, hundida en el proyecto gubernamental de la LOS, y que revive los copagos, abre de par en par la puerta a una nueva intermediación financiera privada y prioriza la entrega de anticipos a las EPS, ampliándoles, además, hasta tres años el período para hacer sus recobros y reclamaciones (artículo 70).
 

Las llaves al ladrón

El PND pone igualmente las bases para la conversión de Saludcoop en sociedad anónima (artículo 64); la tercerización de los trabajadores en el sector de la salud y la aceleración de la liquidación de los hospitales públicos –los que aún quedan-- (artículo 71).
 

Conclusiones

1. El listado podría extenderse, pero es suficiente para entender el porqué la propuesta del PND está en contravía de las leyes ordinaria y estatura de salud expedidas por el Congreso, revisadas y precisadas en sus alcances sobre la responsabilidad del Estado y el derecho fundamental de los colombianos a la salud, por la Corte Constitucional.
 
2. Así, los postulados y las propuestas del proyecto de PND en la problemática sanitaria de Colombia, no apuntan a construir una sociedad más justa, equitativa y democrática, sino a mantener —e inclusive a profundizar— el actual modelo de salud y de sociedad.
 
3. Peor aún, muchos de ellos están en contravía tanto de la construcción de una sociedad en paz, como de los avances que con dificultad se venían logrando, tales como la Ley Estatutaria en Salud.
 
4. La convocatoria del subtítulo de la propuesta del PND, “Todos por un nuevo país”, en lugar de acercarse, parece estar cada vez más lejos. Claro que dicho plan todavía no está aprobado, ni solo las leyes conforman la realidad ni la sociedad está paralizada.

-

Fuente: UN Periódico No. 186/Corrección de estilo: El Satélite