EE.UU. ES UN DESGREÑO HOY

18.01.2019 18:03

 

De regreso al pasado

El cierre de la administración Trump, golpea lo más sagrado del ciudadano estadounidense: su autoestima de modernidad

Análisis de James Petras en CX36, 14 de enero de 2019

El sociólogo estadounidense, profesor James Petras, al referirse en su columna de análisis de la coyuntura internacional por CX36, detalló en profundidad la situación que se vive en EEUU con el cierre del gobierno y la difícil situación que atraviesan cientos de miles de trabajadores.

Petras también se refiere a Venezuela al final de la entrevista que se puede escuchar en el enlace que se inserta al final de esta copia textual.

--

Envía: REDGES

--

 

María de los Ángeles Balparda: Buenos días, James Petras.

¿Qué tal? ¿Cómo estás?

James Petras: Estamos congelados aquí, con -10º.

MAB: Bueno, pero tienen temas como para calentarse un poquito.

JP: Si, tenemos bastantes, no hay razón para salir de casa.

MAB: ¿Te parece que empecemos por Estados Unidos? Con el gobierno cerrado, que ya hemos hablado del tema, pero se profundiza el problema, con aeropuertos  con largas colas de espera por falta de funcionarios, etc.

JP: Si, exactamente, empieza a impactar no sólo sobre los trabajadores -que son más de 800.000- sino los efectos que tiene esto sobre el resto de la Economía. Hay menos consumo, las hipotecas están canceladas, millones de personas están siendo afectadas por la escasez de transporte. Son muchas cosas en las que uno tiene que pensar y la situación se va profundizando cada día que continúa el cierre de los funcionarios.  Los parques que tenemos está llenos de basura, los baños no funcionan, está afectando todas las funciones que afecta al público. Por ejemplo, los museos están cerrados en Washington y otros más.

Es un desastre y uno tiene que pensar que se está multiplicando cada día, afectando familias, industrias, etc. Y no hay soluciones.

(El presidente Donald) Trump amenaza con declarar el Estado de Emergencia pero el mismo Partido Republicano está criticándolo,  y no hay ningún esfuerzo por acomodar uno u el otro y reconocer que es un desastre para el país, para la Economía y el desprestigio en que se encuentra la imagen de EEUU con un gobierno fracasado. 

Ya entendimos que era un gobierno malo, guerrerista, corrupto, pero ahora tenemos la disfunción total.

MAB: ¿Hay alguna repercusión en la forma de pensar y relacionarse con el gobierno y con la política de los estadounidenses?

JP: Si, mucha influencia.

La gente ahora está muy enojada con ambos partidos, hay un rechazo a la política del gobernó. El hecho que los congresistas sigan cobrando el salario y el seguro médico y lo demás, mientras que el pueblo está sufriendo, crea un desprestigio total de ambos partidos. Lo que pasa es que los duros de ambos partidos están apoyándolos a pesar de que ellos no están siendo afectados, la diferencia entre el pueblo que es perjudicado y los conGresistas y sus ayudantes que siguen cobrando el salario, ha creado esa imagen de desprestigio. Y eso los ha afectado, mucha gente ya dice que no va a votar por ninguno de los dos.

Hernán Salina: A nivel de sectores organizados ¿no genera reacciones de la sociedad estadounidense? ¿No hay movilizaciones, protestas?

JP: Hay muchas protestas entre los sindicatos, los afiliados al sindicato, de los trabajadores desplazados, pero no hay mucho apoyo entre los sindicatos industriales. Algunos están prestando apoyo por ejemplo alimentario, pero no hay huelgas de solidaridad, hay apoyo verbal de algunos sindicatos, pero no va mucho más allá de expresiones verbales y no va hacia algunas prácticas que podría forzar al gobierno al reconocer que hay una cadena de solidaridad. Ahora mismo, por ejemplo, hay una huelga general de los maestros de Los Ángeles, que es el segundo distrito más importante del país; son 600.000 alumnos los que están afectados, pero es una huelga por el salario de los maestros y el tamaño de las aulas, pero nada hablan de lo que está pasando en el gobierno federal.

--

Enlace de voz