DEL EXGERENTE FINANCIERO

25.05.2014 10:30

Gachancipá, 26 de mayo de 2014

Señor

Hernando Mejía Castro

Ref: Derecho de Petición al Periódico El Satélite

-

Dando cumplimiento a lo estipulado por la ley sobre derechos de petición a particulares, en su petición dirigida al Periódico El Satélite, recibida por el suscrito el 22 de mayo del año en curso en la mañana, dentro de los términos de su solicitud me permito informarle que:

Sobre el punto primero, el suscrito director de El Satélite recuerda que los periodistas gozan de “secreto profesional” (Art. 74 C.N.), en virtud del cual decide mantener en el anonimato la fuente personal que suministró la información en Colombia sobre Protisa.

Es de advertir que antes de proceder a la publicación, El Satélite  inspeccionó,  vía Internet, la información en el diario chileno LA TERCERA, encontrando igualmente publicada una versión al respecto que se puede ver en el siguiente enlace:

https://diario.latercera.com/2013/03/02/01/contenido/negocios/10-131135-9-cmpc-saca-a-gerente-en-colombia-por-irregularidades.shtml

Sobre el punto dos, la fuente de LA TERCERA precisa que en la Superintendencia de Valores y Seguros de Chile se radicó un documento indicando que “las irregularidades consistirían “en la sobrevaloración de ingresos y de determinadas cuentas por cobrar, así como en la subvaloración de cuentas por pagar”…

El Satélite considera que esas “irregularidades” de que habla el documento son ilícitas y, por tanto, se trató en el caso mencionado de un “ilícito” como se califica en la publicación de este medio.

Sobre el punto tres, El Satélite no le acusa directamente de ser responsable del ilícito sino que señala la coincidencia de su salida de la empresa con el escándalo denunciado. Y vale la pena precisar que salir de una empresa por causa de algo no necesariamente implica ser el actor principal de la causa.

Antes de publicar la noticia, El Satélite trató de hablar con el Gerente General o, en este caso, con usted, pero le resultó imposible dado el hálito de seguridad que rodea a los altos funcionarios del sector privado, especialmente cuando detentan tan importantes posiciones en medios provinciales.

Quizás, la única rectificación que podría hacerse a un año de la publicación de El Satélite, es en lo referente a la cuantía que se dice era de 63 millones de dólares, mientras que en LA TERCERA, el periódico chileno que tenía la información de primera mano,  se hablaba de solo 37 millones. La diferencia podría ser fruto de un error de digitación del redactor de la noticia.

No obstante las aclaraciones anteriores, lo que parece ser la finalidad de su derecho de petición a este medio, no tenemos empacho en publicar textualmente el siguiente punto, en procura de rectificar lo que en derecho le asista:

(…)

“*Fundamentado en el Art. 21 C.N. considero que ustedes señores Periódico El Satélite han violentado mi derecho a la honra, pues al asegurar que producto de un desfalco millonario fui despedido de la empresa en mención, por lo anterior me ha ocasionado gran perjuicio tanto familiar como personal, además poniendo en duda mi reputación y mi carrera como profesional y con una gran trayectoria. Solicito que este daño sea reparado en su totalidad y que ustedes dispongan de los modos y medios para realizarlo”.

En este sentido, y a manera de amigable composición, el Periódico El Satélite da cumplimiento a lo estipulado en el Art. 20 de la Constitución Nacional.

Octavio Quintero

Director