¿COMO NO SENTIR ENVIDIA?

17.06.2013 09:13

Miguel Yances Peña

El Universal, de Barranquilla

-

La presentación virtual en render de dos grandes obras de ingeniería en Antioquia están circulando por la Web: la primera es el puente de la Madre Laura en la ciudad de Medellín, y la segunda la central hidroeléctrica de Ituango en el noroeste antioqueño.

El puente unirá Castilla y 12 de Octubre con Aranjuez y Manrique, cuatro comunas muy populosas, ubicados en riveras opuestas del rio Medellín. Con él se reducirá el tiempo de movilización urbana entre el nororiente y noroccidente de la ciudad, y de paso el tráfico en la autopista Medellín Bogotá, 5 km. que actualmente utilizan quienes se movilizan entre estos dos sectores.

Será un puente doble de 714 metros de longitud con tres carriles cada uno, y con sus respectivas orejas de ascenso y descenso. Está considerado como la obra urbana más ambiciosa del país. En su momento también lo fue el metro y tantas otras.

El otro gran proyecto, la central hidroeléctrica Ituango, se construirá represando el caudal del rio Cauca, al noroccidente del departamento de Antioquia, y generará 2.400 MW de energía mediante ocho generadores de 300MW cada uno, convirtiéndose así en la central de producción de energía eléctrica más grande del país. Según el cronograma estará lista en el 2018.

Será una obra monumental, con una presa equivalente a un edificio de 75 pisos de altura; dos túneles para el desvío del rio durante la construcción de la presa, otro para el acceso a la sala de equipos, y sendos túneles para llevar y regresar el agua al rio después de impactar las turbinas, y otros más para sacar la energía a la subestación exterior (en SF6), garantizar el intercambio de aire y la extracción de desechos.

La primera mejorará la movilidad y la calidad de vida, aspectos con cero rentabilidades financieras. Y el segundo, un bien de capital productor de energía eléctrica para el consumo interno y externo (exportable gracias a las líneas de interconexión transnacionales), que utiliza como materia prima el agua, un recurso abundante, renovable, y reutilizable. Y generador de riqueza y bienestar sostenible, con un casi nulo impacto ambiental: el embalse inundará zonas selváticas y represará, con el agua, también los peces que son alimento y fuente de ingresos para las poblaciones ribereñas. No obstante la población piscícola no se agota y es factible de ser repoblada.

Todo esto desarrollado por EPM, una empresa pública antioqueña que desatendió las leyes que la obligaban a privatizarse y escindirse (es un pulpo), y que no sabe uno como ha logrado mantener al margen, o con muy poca influencia, a la politiquería local y el sindicato que todo lo destruyen.

Lo veo como un ejemplo de visión y capacidad ejecutiva, atributos muy escasos en esta tierra de la alegría con música, sol y mar. Son dos filosofías de vida: no hay duda.