¿Dónde está la CAR?

24.11.2010 15:42

Buena parte de las inundaciones provocadas por el río Bogotá a lo largo de su cuenta alta que recorre desde Villapinzón hasta su caída en el Salto del Tequendama, se debe al mal mantenimiento de su cauce; a la invasión de sus rondas por agricultores y ganaderos; a la deforestación y explotación indebida de los recursos naturales.

En el 2004, recuerda el editorial del periódico Voces Regionales que acaba de entrar en circulación, los agricultores y ganaderos sufrieron igualmente cuantiosas pérdidas y “que recordemos, no hubo ninguna acción oficial a favor de los damnificados”.

El editorial responsabiliza de la desidia con la que se ha administrado la cuenta alta del río a la CAR y afirma que después de la tragedia del 2004 “tan sólo dos años después, optó por dragar el río, y eso sólo entre Villapinzón y Chocontá”.